NO SOLO VIVIMOS EN LA NATURALEZA NOSOTROS SOMOS NATURALEZA

Artículo

Formula herbal, fuente de colina y su efecto sobre la energia metabolizable aparente de la dietas de pollos parrilleros

Iglesias BF1, Azcona JO1, Charrière MV1, Cabrera AM1, Fain Binda V1, Paolella M2, Borin Jr H3. 1Sección Avicultura, INTA-EEA Pergamino. 2 Technofeed SA.- Nuproxa Argentina 3Nuproxa Switzerland Ltd.

 

En relación al efecto de distintas fuentes de colina sobre el desempeño de las aves, trabajos realizados por Khosravinia y col (2015) sobre el uso de agentes lipotrópicos como la fòrmula herbal BioCholina® mostraron mejoras en la ganancia de peso sin cambios en el consumo, lo que generó una pequeña reducción en la conversión. Estos autores sugieren que dichos resultados se deberían a una mejora en la utilización de la energía. En base a estos antecedentes se realizaron dos ensayos para determinar el efecto de BioCholina® sobre la energía metabolizable aparente (EMA) de la dieta utilizando pollos en crecimiento y gallos.

Un ensayo reciente en el campo de la nutri-genòmica (Kim 2018) sobre el papel de la BioCholina en el crecimiento, la expresión génica y la producción de adiponectina suma un conocimiento a nivel básico de los mecanismos de acción de esta fuente vegetal de fosfatidil-colina y otros compuesto conjugados. Aquì, el reemplazo de cloruro de colina 60 por BioCholine, a una tasa de inclusión del 30% de la primera produjo una mejora significativa en el desempeño de los pollos parrilleros, activò los receptores PPAR`s y estimulò la liberación de adiponectina, a la vez que estimulò genes relacionadas con la ruta lipogènica previniendo la deposición de grasa en el higado.

 

MATERIALES Y MÉTODOS

Experiencia 1

El objetivo fue determinar el efecto de dos niveles de inclusión de BioCholina® sobre el contenido de EMA de la dieta.

Se utilizaron 120 pollitos BB machos Cobb-500 de un día de vida, los que se alojaron a piso, sobre viruta de madera hasta los 14 días de vida (un lote de 24 pollos por tratamiento). Entre los 15 y los 21 días de vida se alojaron en jaulas. El agua y alimento fueron ofrecidos ad-libitum. Hasta los 14 días se suministró alimento iniciador y para determinar EMA se utilizó alimento terminador, dado su mayor contenido en lípidos.

Se empleó un diseño en bloques completos al azar (5 tratamientos con 8 repeticiones de 3 aves cada una). Donde cada jaula fue considerada la unidad experimental.

En el Cuadro 1 figuran los tratamientos evaluados. Las dietas experimentales se suministraron desde el primer día de vida de los pollos, para que las aves se adapten a la presencia en el alimento de los aditivos evaluados. La dieta Baja Energía (BE) se formuló con 100 kcal/kg menos que la dieta Control para disponer de una referencia en cuanto a la sensibilidad de la prueba al comparar los resultados de T1 vs T2. A su vez, la dieta BE se aproxima al tipo de dieta que resultaría si se asigna a BioColina® una matriz aportando energía (que resultaría en una dieta con menor contenido de lípidos).

Para la determinación de EMA, a partir del día 15 los pollos se alojaron en jaulas (5400 cm2) y se inició un período de acostumbramiento ofreciendo las dietas de terminación a los correspondientes lotes. A los 20 días de edad se colocaron separadores para evitar que se mezclen las excretas de lotes contiguos, se registró el agregado de alimento y a las 24 hs se determinó el consumo y el peso de las excretas producidas en ese período utilizándose 3 aves por repetición (lote).

Luego de homogeneizar las excretas se tomó una muestra de 100 g para secar en estufa a 60 ºC durante 72-96 hs. Finalmente se determinó el contenido de energía bruta en heces y alimento y se calculó el contenido de EMA de cada dieta según la siguiente fórmula:

Se utilizó un Análisis de la Variancia (ANAVA) de dos vías. Cuando el grado de significancia fue menor a 0.05, la comparación de medias se realizó por la prueba de rangos múltiples de Duncan. El análisis estadístico se llevó a cabo utilizando el software InfoSTAT .

Experiencia 2

El objetivo de este ensayo fue determinar el efecto de BioCholina® (400 g/tn) sobre el contenido de energía metabolizable de la dieta utilizando pollos y gallos.

Los pollos fueron alojados en las mismas condiciones indicadas en la Experiencia 1. En esta oportunidad se utilizaron siete réplicas de 3 pollos cada una por tratamiento. Los gallos se alojaron en jaulas individuales utilizando 12 réplicas de 1 gallo por tratamiento.

Las dietas fueron similares a las utilizadas en la Experiencia 1

La determinación de EMA con pollos de acuerdo a descripto para la Experiencia 1.

En el caso de los gallos, se suministraron las dietas experimentales durante 7 días (período de acostumbramiento), y posteriormente se registró el consumo de alimento y excretas producidas durante 48 hs.

La totalidad de lo excretado por cada gallo se secó en estufa a 60 ºC durante 72-96 hs. Finalmente se determinó el contenido de energía bruta en heces y alimento y se calculó el contenido de EMA de cada dieta según la fórmula utilizada para determinar EMA con pollos.

 

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

Experiencia 1

El diferencial entre T1 y T2 fue de 115 kcal/kg sobre un valor esperado de 100 kcal/kg (p≤0.05), lo que permite validar la sensibilidad de la prueba (Cuadro 4).

No hubo diferencias entre la dieta BE sin agregado de colina (T3) con la misma dieta conteniendo cloruro de colina (T2) (p>0.05).

La inclusión de BioCholina® generó incrementos en EMA, alcanzando valores que no difirieron significativamente del Control, ni de la BE (p>0.05, Figura 1). Dicha mejora se debería a una mayor utilización de la energía bruta, (p≤0.10 con 400 g/tn de BioCholina®).

Experiencia 2

En el Cuadro 5 y Figura 2 se presentan los resultados obtenidos con pollos.

De acuerdo a lo esperado, se observaron diferencias entre Control y BE (p≤0.05). A su vez, se observó un aumento numérico en el contenido de EMA a favor de BioCholina® respecto de la BE (p>0.05), resultados asociados a una mejora en la utilización de la energía bruta (EMA/EB) (p≤0.10).

De acuerdo a lo esperado, se observaron diferencias entre Control y BE (p≤0.05). Nuevamente se observó un aumento en el contenido de EMA a favor de BioCholina® respecto de la BE (p≤0.05), resultados asociados a una mejora en la utilización de la energía bruta (EMA/EB) (p≤0.05).

En tanto que el tratamiento con Colina Cl se situó en una posición intermedia entre la dieta BE y la dieta con BioCholina®.

 

CONCLUSION:

De acuerdo a lo esperado, en ambos ensayos se observaron diferencias en EMA entre Control y BE.

Las diferencias en EMA debidas a Cloruro de Colina no siguieron un mismo patrón, situándose por debajo o por encima de la dieta BE según el ensayo considerado.

La inclusión de un aditivo herbal formulado, la BioCholina® produjo mejoras en la utilización de la energía bruta que se tradujeron en un incremento en el contenido de EMA de la dieta. Dicha mejora se situó entre 59 kcal/kg (pollos) y 88 kcal/kg (gallos), con una dosis de 400 g/tn.