WE DON’T JUST LIVE IN NATURE WE ARE NATURE ITSELF

Article

Integridad Intestinal: Productos naturales, una alternativa a productos sintéticos

El uso de productos naturales en las granjas de producción intensiva es una práctica cada vez más común. A veces, con el fin de atender las demandas del consumidor que busca productos libres de antibióticos, sustancias promotoras de crecimiento, etc… Sin embargo, e incluso en aquellos países donde ni siquiera el consumidor exige los puntos anteriores, el uso de estos productos naturales está creciendo debido a sus calidades y características tanto técnicas como económicas.

Las diferencias existentes entre los productos naturales y los de origen sintético no siempre pueden ser justificadas puesto que a menudo pueden ser complementarios.

El uso de productos naturales requiere un enfoque con visión de progreso, que tiene en cuenta los factores externos (medio ambiente, manejo de animales) y un análisis más detallado de la relación entre nutrición y salud. El uso de productos naturales para ser eficaz, requiere un cambio en el paradigma dominante que combina de manera simplista una molécula a una acción única. Se debe tener en cuenta las interacciones, los modos de acción múltiples, el funcionamiento de diversos órganos, etc.

Para ilustrar el uso de productos naturales vamos a estudiar dos casos particulares, representativos de los principales modos de acción de los productos naturales.

El primer ejemplo concierne el interés de las diferentes formas de colina, y otros agonistas de receptores presentes en el núcleo, los Receptores activados por Proliferados de Perixosomas, por sus siglas en Inglés PPARα.

El segundo ejemplo está referido a la utilización de dos familias diferentes de extractos de plantas usados principalmente para controlar la flora intestinal.

I. Uso de productos agonistas naturales de PPARα

1/ Uso de cloruro de colina en formulación

El cloruro de colina se utiliza como suplemento para cubrir las necesidades que establecen las normas nutricionales. Presentado como un donador de metilos y como molécula hepatoprotectora, la acción principal del cloruro de colina es como precursor de moléculas esenciales como fosfatidilcolina, reconocida como un agonista de PPARα.

2/ Los Receptores activados por Proliferados de Perixosomas (PPARα) en nutrición animal.

Descubiertos en 1990 gracias a las investigaciones sobre la regulación del metabolismo de los lípidos por los Fibratos (medicamentos anticolesterol), los PPARα son ahora reconocidos como elementos esenciales en el proceso de regulación del metabolismo energético, de los procesos de desintoxicación y de protección contra fenómenos inflamatorios. Sus modos de acción a menudo se relacionan y establecen en el tejido hepático y adiposo, pero muchos otros órganos están regulados por estos receptores, tales como los músculos, células inmunitarias, células del tracto digestivo… Muchas plantas son conocidas por sus actividades agonistas de PPARα, siendo utilizadas en diversas aplicaciones para la salud humana, pero también ahora, tienen interés para los animales de cría.

3/ Importancia de factores implicados en la integridad del intestino

La integridad del tracto gastrointestinal depende en primer lugar de la actividad del estómago, ya que éste es responsable de la primera fase de la digestión del bolo alimenticio, pero también de la disminución de pH de su contenido, primer mecanismo de barrera frente a las bacterias patógenas. El estómago es también responsable de la síntesis de muchas hormonas, como la gastrina, que además de la inducción de la síntesis de ácido clorhídrico y pepsinógeno, es también responsable de la estimulación de la proliferación de células gástricas y sobre todo de los enterocitos.

4/ Impacto de PPARα agonistas para el funcionamiento del tracto digestivo

Generalmente conocidos por su actividad hepatoprotectora y hepatoreguladora, los PPARα son también muy importantes en el tracto digestivo.

En el estómago, la activación de PPARα estimula la síntesis de gastrina y así tiene un papel muy importante en el proceso digestivo.

En las células intestinales, la activación de PPARα estimula la actividad de los trasportadores de los aminoácidos, la reducción de la oxidación y de los fenómenos inflamatorios relacionados con la alta actividad de las mitocondrias. Muchos estudios también destacan la importancia de la regulación del metabolismo energético a través de la acción de los PPARα desde el intestino antes de la fase hepática. En el enterocito, la activación de PPARα también permite hacer frente a la entrada de xenobióticos potencialmente tóxicos mediante la activación de vías de desintoxicación (enzimas de fase I y II).

En 2016, Manoharan et al. no solo demostraron la importancia de PPARα para la regulación de los procesos de inflamación intestinal, sino también para modificar la secreción de interleucina y diversos péptidos antimicrobianos, promoviendo la inmunidad de la mucosa intestinal.

II. Uso de polifenoles y saponinas en el control de la microbiota intestinal con respecto a los antibióticos y anticoccidianos

1/ Estructura química y modo de acción principal de taninos y saponinas

Los taninos son polifenoles con propiedad para formar complejos con las proteínas a través de enlaces de hidrógeno. Así tienen una capacidad inhibidora los de transportadores proteicos de la membrana de bacterias y coccidios, y por lo tanto propiedades antimicrobianas.

Las saponinas son moléculas cuya estructura física les confiere propiedades emulsionantes. Su afinidad por el colesterol presente en la estructura de la membrana plasmática de los microorganismos, permite su desestabilización, especialmente de los coccidios, provocando su muerte.

Los efectos de estas dos familias de moléculas naturales son bastante parecidos al modo de uso y modo de acción de los antibióticos (bactericida versus E. coli, Clostridium, Salmonella, …) y anticoccidianos.

2/ Instrucciones y efectos adicionales

Altas dosis de taninos no hidrolizables pueden ser factores anti-nutricionales debido a la quelación permanente con las proteínas de los alimentos y de las enzimas endógenas.

Los taninos hidrolizables por la flora bacteriana (principalmente flora láctica) pueden liberar compuestos fenólicos con fuerte poder antioxidante. Por lo tanto, además de sus propiedades antibacterianas, estos taninos hidrolizables presentan efectos antioxidantes in vivo.

Las saponinas utilizadas en dosis altas o solas pueden tener efectos antinutricionales, como por ejemplo las saponinas presentes en la soya.

III. Conclusión

El uso de productos naturales puede satisfacer las necesidades de la Nutrición y Salud Animal. Con un conocimiento más preciso de sus modos de acción, es posible no solo aprovechar de la mejor manera sus principales efectos, sino también para beneficiarse de las sinergias con otros componentes.

Los efectos secundarios positivos pueden ser significativos, tales como la mejora de procesos antioxidantes, efectos positivos sobre la flora endógena, etc …

Por lo tanto, el uso de productos naturales adecuados puede mejorar la productividad de las empresas pecuarias, respondiendo a la creciente demanda de los consumidores hacia modos de producción respetuosos con el medio ambiente, que limitan el uso de contaminantes de origen químico sintético o pueden dejar residuos en los alimentos y/o en el medio ambiente.